Are You a Legal Professional?

El Derecho al Voto y La Discriminación: Preguntas Frecuentes

A continuación se muestran las respuestas a las preguntas más frecuentes acerca del derecho al voto y las leyes pertinentes.

¿Qué ley federal me protege contra la discriminación en la votación?

La Ley de Derecho al Voto de 1965 protege a todos los estadounidenses contra la discriminación racial en la votación. Esta ley también protege los derechos de votación de muchas personas que cuentan con un dominio limitado del inglés. Defiende el principio de que todos los votos son iguales y de que ni la raza ni las barreras idiomáticas deberían dejar a nadie fuera del proceso político. Puede buscar la Ley de Derecho al Voto en el Código de los Estados Unidos, título 42, artículo 1973 a 1973aa-6.

¿De dónde proviene la Ley de Derecho al Voto?

El Congreso aprobó la Ley de Derecho al Voto en 1965, en el ápice del movimiento por los derechos civiles en el sur, un movimiento comprometido a garantizar el derecho igualitario al voto para los afroamericanos. Esto fue el resultado inmediato de uno de los eventos más importantes de dicho movimiento: un choque entre los protestantes por los derechos civiles de la raza negra con la policía blanca de Selma, Alabama. Los protestantes se encontraban a una distancia de 50 millas de Montgomery, la capital del estado, para exigir el derecho igualitario al voto, cuando la policía hizo uso de la violencia para dispersarlos. Lo que sucedió ese día en Selma sorprendió a todo el país y llevó al presidente Johnson a pedir la aprobación inmediata de una sólida ley federal de derecho al voto.

¿Qué función cumple la Ley de Derecho al Voto?

La Ley de Derecho al Voto prohíbe todos los tipos de discriminación racial en materia de votación. Durante años, muchos estados tuvieron leyes que servían únicamente para evitar el voto de las minorías ciudadanas. Algunas de estas leyes requerían que, a fin de votar, las personas realizaran una prueba de lectura o interpretaran algún fragmento de la Constitución, o bien que quienes se registraban para votar llevaran a alguien ya registrado que comprobara que era "buena persona". La Ley de Derecho al Voto prescribió como ilícitas estas y otras prácticas discriminatorias y otorgó a los ciudadanos privados el derecho de demanda en un tribunal federal para ponerles fin. Hace poco, los tribunales aplicaron la ley para acabar con la discriminación racial imperante en el método de elección de organismos legislativos estatales y locales y de los encargados de las votaciones.

¿Caducará la Ley de Derecho al Voto?

No. La Ley de Derecho al Voto es una ley federal permanente. Asimismo, el derecho igualitario de votar independientemente de la raza o el color está protegido por la quinta enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, la cual ha sido parte de nuestra legislación desde finales de la Guerra Civil. Además, en caso tras caso, nuestros tribunales han sostenido que el derecho al voto es fundamental. El derecho al voto no caducará, pero ha tenido algunos cambios a través de los años.

Lo más destacable es que la Corte Suprema de los Estados Unidos sostuvo que el artículo 4 de la ley es inconstitucional. Este artículo determinaba qué estados debían obtener la aprobación antes de promulgar nuevas leyes de votación. Debido a que el artículo 5 describe el requisito real para la aprobación previa, es esencialmente inactivo a la luz del fallo del Tribunal.

¿Qué es el artículo 5 de la Ley de Derecho al Voto?

El artículo 5 de la Ley de Derecho al Voto está actualmente en suspensión conforme al fallo de la Corte Suprema en 2013. El artículo 5 es una disposición especial de la ley que requiere que los gobiernos estales y locales en determinadas partes del país obtengan aprobación federal (conocida como "autorización previa") antes de implementar cambios que deseen realizar en sus procedimientos de votación: desde trasladar un lugar de votación hasta cambiar los límites de distrito en el condado. Sin embargo, debido a que se proclamó inconstitucional la fórmula empleada para determinar qué distritos están sujetos a las normas estipuladas en el artículo 5, este no tendrá efectos reales a menos que el Congreso retome la cuestión.

Conforme al artículo 5, una entidad gubernamental estatal, local o del condado debe demostrar a las autoridades federales que el cambio de votación en cuestión (1) no tiene un fin racialmente discriminatorio y que (2) no empeorará la situación de las minorías electorales respecto de cómo estaba antes del cambio (el cambio no será "retroactivo").

Antes del fallo del tribunal, el artículo 5 se aplicó a todo o parte del territorio de los siguientes estados (según lo determinaba la fórmula en el artículo 4 que ya no forma parte de la ley):

  • Alabama
  • Alaska
  • Arizona
  • California
  • Florida
  • Georgia
  • Luisiana
  • Míchigan
  • Misisipi
  • Nuevo Hampshire
  • Nueva York
  • Carolina del Norte
  • Carolina del Sur
  • Dakota del Sur
  • Texas
  • Virginia

¿Qué tipos de discriminación racial existen en materia de votación y qué hace la Ley de Derecho al Voto para abordarlos?

La Ley de Derecho al Voto no se limita a la discriminación que literalmente excluye a las minorías electorales de las elecciones. El artículo 2 (título 42, artículo 1973 del Código de los Estados Unidos) prescribe como ilegal que un gobierno estatal o local utilice procesos electorales que no estén igualmente abiertos a las minorías electorales o que brinden a estas minorías una oportunidad menor que a los demás votantes de participar en el proceso político y elegir a los representantes de su elección para cargos públicos. En particular, el artículo 2 prescribe como ilegal que los gobiernos estatales y locales "diluyan" los votos de grupos raciales minoritarios, es decir, que cuenten con un sistema electoral que considere el voto de las minorías como de menor valor que el de los demás votantes. Una de las muchas formas de diluir el voto de la minoría es trazar líneas directas que dividan las comunidades minoritarias y evitar que reúnan una cantidad de votos suficiente como para elegir a los representantes de su elección para cargos públicos. En función de las circunstancias, la dilución también puede resultar del escrutinio mayoritario para organismos gubernamentales. Junto con un patrón arraigado de discriminación en la comunidad, estas y otras estafas pueden privar a las minorías electorales una posibilidad justa de elegir a sus candidatos preferidos.

Para demostrar la dilución de votos en estos casos, debe haber una población y votación minoritaria geográficamente concentrada que esté polarizada por raza; es decir, un patrón en el que las minorías electorales y los votantes blancos tiendan a votar a diferentes grupos. También debe demostrarse que los votantes blancos, al votar como bloque contra los candidatos preferidos por la minoría, generalmente vencen a esos candidatos incluso si las minorías electorales se unen o votan de forma coherente en las urnas.

Cualquier que se vea afectado por una dilución de los votos minoritarios pueden presentar una demanda federal para ponerle fin. Si el tribunal decide que el efecto de un sistema electoral, en combinación con todas las circunstancias locales, es hacer que los votos minoritarios tengan menos valor que los votos de los blancos, puede ordenar un cambio en el sistema electoral. Por ejemplo, los tribunales han ordenado a estados y localidades adoptar estrictos cambios para reemplazar la votación desmedida o para volver a trazar los límites de los distritos electorales de forma tal que se brinde a las minorías electorales la misma oportunidad que a otros votantes de elegir a los representantes de su preferencia.

¿Está prohibido trazar distritos mayoritarios y minoritarios?

No. Hace más de 30 años, la Corte Suprema declaró que las jurisdicciones tienen la libertad de trazar distritos electorales mayoritarios y minoritarios que cumplan con las consideraciones tradicionales y no raciales de división de distritos, tales como la compactación geográfica y la unidad de comunidades de interés. Decisiones más recientes de la Corte Suprema han declarado que trazar distritos mayoritarios y minoritarios puede ser necesario para garantizar el cumplimiento de la Ley de Derecho al Voto.

Si bien sigue siendo legal que las jurisdicciones tomen en cuenta la raza al trazar los distritos electorales, la Corte Suprema ha determinado que la Constitución exige una justificación fundamentada si las consideraciones raciales predominan por sobre los principios tradicionales de división de distritos. Una de esas justificaciones puede ser la necesidad de corregir una violación del artículo 2 de la Ley de Derecho al Voto. Si bien dicho recurso puede incluir límites a los distritos electorales que comprometan los principios tradicionales de división de distritos, tales distritos deben dividirse en donde se produzca la violación del artículo 2 y no deben comprometer los principios tradicionales más de lo necesario para corregir la violación.

¿Qué otras leyes existen sobre el derecho al voto?

La Ley Nacional de Registro de Votantes de 1993 (generalmente conocida como la ley de "votantes motores") exige que los estados ofrezcan oportunidades de registro de votantes cuando las personas solicitan o reciben servicios en una diversidad de organismos gubernamentales, desde oficinas de licencias de conducir hasta organismos de servicios sociales y oficinas de prestaciones públicas. La ley estipula que los estados no deben quitar a los votantes de las listas simplemente porque no han votado, y requiere que los estados mantengan los padrones electorales actualizados al quitar los nombres de votantes que han fallecido o que se han mudado. Puede encontrar la ley en los artículos 1973gg a 1973gg-10 del título 42 del Código de los Estados Unidos.

La Ley de Votación Ausente para Ciudadanos Uniformados y en el Extranjero de 1986 (artículos 1973ff a 1973ff-6 del título 42 del Código de los Estados Unidos) requiere que los estados garanticen que nuestras fuerzas armadas desplegadas fuera del país y los ciudadanos que viven en el extranjero puedan registrarse y votar como ausentes en las elecciones federales.

La Ley de Accesibilidad al Voto para los Ancianos y los Discapacitados de 1984 (artículos 1973ee a 1973ee-6 del título 42 del Código de los Estados Unidos) requiere que los puntos de votación de todo el país sean físicamente accesibles para personas con discapacidades.

¿La Ley de Derecho al Voto protege a las minorías idiomáticas?

Sí y no. La Ley de Derecho al Voto prescribe como ilegal la discriminación en función de la pertenencia a una minoría idiomática, pero su efecto a la luz del fallo de la Corte Suprema de 2013 aún no se ha observado. La idea detrás de las disposiciones de la Ley de Derecho al Voto sobre las minorías idiomáticas era eliminar al idioma como barrera para la participación política y prevenir la discriminación electoral contra las personas que hablan idiomas minoritarios.

Muchas jurisdicciones con personas de origen hispano, indoamericano y nativas de Alaska estaban cubiertas por el artículo 5 de la ley antes de la fallo de 2013.

El artículo 5 de la Ley de Derecho al Voto también protegía a los miembros de minorías idiomáticas al requerir que jurisdicciones particulares imprimieran las boletas y otros materiales electorales en el idioma minoritario además de en inglés, y que tuvieran una interpretación oral disponible en las urnas cuando fuera necesario.

¿Cómo Puedo Obtener la Ayuda de un Abogado?

Si cree que ha sido víctima de una violación de derechos civiles, el primer paso es hablar con un abogado especializado en derechos civiles. Las decisiones importantes relacionadas con su caso pueden ser complicadas: debe saber qué leyes se aplican en su situación y quién puede ser culpable por los daños que sufrió. Un abogado especializado en derechos civiles evaluará todos los aspectos de su caso y le explicará las opciones que tiene a su disposición para garantizar el mejor resultado posible.

Pasos Siguientes
Contacte un Abogado Calificado
Su Localidad: (e.g., Chicago, IL or 60611)

Formas Para Ayudarse