Are You a Legal Professional?

Discriminación por Nacionalidad y Reglas de Inglés Únicamente

La población de inmigrantes de los Estados Unidos sigue creciendo y, para muchos inmigrantes, el inglés no es su primera lengua. La reacción a la creciente diversidad cultural y lingüística de una nación en el lugar de trabajo es la aparición de normas que requieren que los empleados hablen únicamente en inglés en el trabajo. Estas normas se ven desfavorecidas por la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (Equal Employment Opportunity Commission, EEOC), la agencia federal que se encarga del cumplimiento de las leyes antidiscriminación en el ámbito laboral. Las decisiones judiciales con respecto al tema no siempre se condicen, por lo que para los empleadores y los empleados resulta difícil comprender el estado actual de la ley. 

Las reglas del idioma como forma de discriminación

El aspecto complicado de las normas que establecen que solo se debe hablar en inglés es que resulta difícil distinguirlas de actos de discriminación frente a personas cuyo conocimiento cultural no incluye el idioma inglés. Las leyes de derechos civiles, en particular el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964, prohíbe la discriminación en el empleo en función de la nacionalidad. Sin embargo, un empleador puede involucrarse en un caso de discriminación al prohibir que se hable en otro idioma que no sea el inglés, y al castigar a los empleados que infrinjan dicha prohibición. Esto se debe a que existe muy probablemente las únicas personas que infrinjan las normas sobre el idioma inglés sean inmigrantes.

La EEOC y las normas sobre uso del idioma inglés únicamente

Para combatir los casos de discriminación por nacionalidad que pueden ocurrir a raíz de las normas de uso del idioma inglés únicamente, la EEOC promulgó regulaciones bajo el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964. Estas regulaciones reconocen que el idioma principal es menudo una característica esencial de la nacionalidad. Estas regulaciones primero tratan las normas de uso del idioma inglés únicamente vigentes en el lugar de trabajo en todo momento. Al evitar que un empleado hable en el idioma en el que se siente más cómodo, el empleador hace que ese empleado se encuentre en desventaja en lo que respecta a oportunidades laborales.  Los empleadores también pueden crear un entorno de aislación, inferioridad e intimidación que se traduce en una actitud de discriminación en el entorno de trabajo.  Como consecuencia, las normas que establecen el uso del idioma inglés en todo momento infringen el Título VII al limitar las oportunidades laborales y crean un entorno de discriminación en función de la nacionalidad. 

Es permisible una norma de uso periódico del idioma inglés únicamente cuando el empleador puede demostrar que existe una necesidad comercial para dicha norma.  Un ejemplo puede ser un puesto pago en el que el empleado debe hablar, como es el caso de un programador de música de una estación de radio, en la que el empleador busca específicamente llegar a una audiencia que habla inglés.  Las regulaciones de la EEOC también requieren que un empleador notifique a sus empleados antes de implementar una norma sobre el uso estricto del inglés en relación con una necesidad comercial.  Si el empleador no lo hace y despide a un empleado por incumplimiento de la norma, la Comisión considerará las acciones del empleador como evidencia de discriminación por nacionalidad.

Decisiones del tribunal y leyes estatales

Las normas de la EEOC toman una fuerte posición que desfavorece las normas de uso del idioma inglés únicamente. En cambio, determinados tribunales que concuerdan con estas normas demostraron una tendencia a favorecer a los demandantes que han sido despedidos por incumplir tales reglas. Sin embargo, según otros tribunales, las normas de la EEOC contradicen la intención del Congreso, ya que esta nunca fue tratar las reglas de uso del idioma inglés únicamente en el Título VII (la base de las regulaciones de la EEOC).  Por lo tanto, estos tribunales rechazaron reclamos por parte de trabajadores que han sido despedidos de conformidad con las reglas de uso del idioma inglés únicamente.

Al igual que los tribunales, las posiciones de los estados difieren en lo que respecta a la cuestión del uso del idioma inglés únicamente. Algunos estados toman partido por el uso de otros idiomas además del inglés. Por ejemplo, diversos estados han promulgado proyectos de ley para ayudar a las personas que no hablan inglés a obtener beneficios del gobierno. Otros han optado por la dirección opuesta, al hacer que el inglés sea el idioma oficial del estado y luchar contra los esfuerzos de quienes buscan ser más inclusivos.

Ayuda legal con la regla de uso del idioma inglés únicamente y discriminación por nacionalidad

Las reglas que imponen el uso del idioma inglés únicamente generan la segmentación de los empleados al prohibirle a parte de los trabajadores que exprese su identidad cultural.  Las normas generales, vigentes en todo momento, son especialmente severas debido a que sugieren que existe algo inferior o subversivo en otros idiomas y en las personas que los hablan. Por eso es que estas normas se presumen inválidas.  Las normas sobre el uso del idioma inglés únicamente pueden ser aplicables en circunstancias limitadas, siempre que no sean un pretexto de discriminación en función de la nacionalidad. Si tiene preguntas sobre las reglas del idioma inglés únicamente en su lugar de trabajo, o si cree que usted o un ser querido ha sido discriminado en el empleo, comuníquese con un abogado especializado en derechos de los empleados para hablar sobre su situación y proteger sus derechos legales.

Pasos Siguientes
Contacte un Abogado Calificado
Su Localidad: (e.g., Chicago, IL or 60611)

Formas Para Ayudarse