Are You a Legal Professional?

Leyes de DUI

Conducir bajo la influencia del alcohol u otras drogas que disminuyen las capacidades de una persona constituye un delito en los 50 estados y el Distrito de Columbia. Independientemente de cómo lo llame su estado, "conducir bajo la influencia", "conducir intoxicado" o cualquier otro nombre, se considera un cargo muy grave y lleva un castigo acorde. La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (National Highway Traffic Safety Administration, NHTSA) estima que alrededor del 40 por ciento de todas las muertes en carreteras de los Estados Unidos están relacionadas, en cierta medida, con el alcohol.

La sección Leyes de DUI de FindLaw abarca un amplio abanico de cuestiones relacionadas con conducir intoxicado, lo que incluye procesos judiciales, distintos tipos de cargos, cómo defenderse ante un cargo por DUI, sanciones comunes, resúmenes de leyes de cada estado y más.

¿Qué significa estar intoxicado?

Para los fines de las leyes de DUI, está "intoxicado" cuando su capacidad para conducir un vehículo a motor de manera segura se ve considerablemente afectada por el consumo de alcohol, drogas ilícitas o medicamentos recetados. Debido a que las distintas sustancias afectan a las personas de diferente manera, las leyes "per se" establecen límites mensurables. Por ejemplo, si se comprueba que un conductor tiene una concentración de alcohol en sangre de al menos un 0.08 por ciento, se considera intoxicado. De manera similar, algunos estados presumen que cualquier cantidad de determinadas drogas en el torrente sanguíneo constituye una intoxicación.

¿Cómo surgieron las leyes de DUI?

Nueva York fue el primer estado en promulgar leyes sobre el delito de conducir en estado de ebriedad en 1910. California y un puñado de otros estados le siguieron un año más tarde, pero ninguna de estas leyes ofrecía una definición específica de qué significaba estar ebrio o intoxicado. En cambio, la prueba del nivel de intoxicación se dejaba en manos de las observaciones del oficial que arrestaba al individuo. Por lo tanto, estas primeras leyes no eran muy prácticas de aplicar.

Los estados notaron que debían establecer una manera objetiva de medir el nivel de intoxicación de un conductor, lo cual llevó a la invención y la adopción entusiasta del medidor de ebriedad "Drunk-o-meter" en 1938. Al año siguiente, Indiana se convirtió en el primer estado en fijar un límite de concentración de alcohol en sangre (0.15, casi el doble del límite actual). A medida que mejoraba la tecnología para supervisar la concentración de alcohol, otros estados comenzaron a fijar sus propios límites para exigir el cumplimiento de las leyes sobre conducción en estado de ebriedad.

¿Cuándo se unificaron las leyes de DUI de los estados?

La Asociación Médica Estadounidense y las entidades federales recomendaron a los estados con leyes sobre conducción bajo la influencia fijar los niveles de concentración de alcohol en sangre en 0.15 por ciento o menos, pero tuvieron libertad de establecer sus propias directrices. Además, los estados tenían distintas edades mínimas para consumir alcohol, que oscilaban entre los 18 y 21 años, pero según las investigaciones, cuanto más alta era la edad mínima para consumir alcohol, más bajo era el índice de delitos de conducir en estado de ebriedad.

Esto cambió en 2000, cuando el Congreso aprobó una ley que exigía que cada estado fijara su límite de concentración de alcohol en sangre en 0.08 por ciento y estableciera la edad mínima para consumir alcohol en 21 años. Dado que la sanción por incumplir la ley consistía en la pérdida de millones de dólares en fondos federales para carreteras, todos los estados cumplieron con ella oportunamente. En 2013, La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de los Estados Unidos sugirió disminuir el límite de concentración de alcohol en sangre a 0.05 por ciento.

¿Cómo puede ayudarme un abogado especializado en DUI?

Una condena por conducir en estado de ebriedad puede derivar en multas cuantiosas, pérdida de privilegios para conducir y hasta pena de prisión. Además, podría afectar su seguridad laboral y aumentar mucho las tasas de su seguro. Dado que los riesgos suelen ser bastante altos, es recomendable que un abogado especializado en DUI lleve su caso. Su abogado sabrá escudriñar la prueba en su contra a fin de garantizar la protección de sus derechos y asegurar el mejor resultado posible.

FindLaw Answers & Blogs
    Respuestas de FindLaw
    Publicaciones recientes del blog

Próximos pasos
Comuníquese con un abogado especializado en DUI para
asegurarse de que sus derechos estén protegidos.
Su Localidad: (e.g., Chicago, IL or 60611)

Ayuda para buscar una solución práctica