Are You a Legal Professional?

El Proceso de Divorcio: Lo Que Puede y No Puede Hacer Por Usted

Normalmente, la gente que contempla un divorcio ya tiene una idea de qué esperar. Muchos han visto divorcios en la televisión o en las películas y, con frecuencia, uno conoce personalmente a alguien que ha pasado por un divorcio. Y cada vez es más común haber vivido el divorcio de los propios padres. A pesar de estas experiencias "de segunda mano", hacer frente a su propio divorcio es uno de los acontecimientos más traumáticos de la vida.

Usted hace frente no solo a la rescisión legal de una de las relaciones más importantes de su vida, también debe comenzar a pensar en situaciones desagradables, como la división de bienes y la búsqueda de una nueva vivienda. En muchos casos, también tiene que hacerse a la idea de no ver a sus hijos diariamente.

Previsibilidad y divorcio no son términos que vayan de la mano, pero tener expectativas realistas le ayudará a sentirse satisfecho con el resultado final de su divorcio. En consecuencia, es importante entender para qué sirve el divorcio y para qué no. Entonces, ¿para qué sirve el divorcio?

Lo que el divorcio puede hacer

División de bienes. El divorcio determinará quién se quedará con qué en la división. Un tribunal de familia tratará de dividir los bienes de un matrimonio de la manera más económica posible. En la mayoría de los estados lo siguiente se excluirá de esta división: los bienes adquiridos antes del matrimonio, los bienes donados o heredados.  En algunos estados (donde se reconoce la sociedad de gananciales), esto conlleva una repartición del 50 por ciento de los bienes adquiridos durante el matrimonio para cada una de las partes.  Otros estados (donde no se reconoce la sociedad de gananciales) revisarán las circunstancias financieras de cada individuo de la pareja, sus planes financieros a futuro y otros asuntos relevantes a fin de realizar una distribución equitativa de los bienes.

Debido a que la división de los bienes nunca es predecible, si alguno de sus bienes le es imprescindible, lo mejor será que contrate a un abogado para que negocie y establezca con anticipación la división de los bienes con el abogado de su cónyuge. Por ejemplo, puede suceder que aunque a usted le encantaría conservar su casa, en realidad tiene mayor necesidad de conservar su negocio.  Por lo tanto, podría renunciar a su casa a cambio de su negocio. De esta manera, podría intentar llegar a un acuerdo mutuo con su cónyuge para dividir los bienes.

Obligaciones de sustento. El divorcio también determinará quién tiene la obligación de proveer sustento en una pareja. Esto puede hacerse a través del sustento de niños o de su cónyuge (también llamado "manutención conyugal"). Los pagos para el sustento de niños se establecen mayormente por las leyes estatales, pero no siempre es así. Además, las órdenes de sustento de niños dependen de los convenios con respecto a la custodia. En general, la manutención conyugal depende de los hechos que motivan cada divorcio y de las circunstancias financieras de la pareja. Por lo tanto, es muy difícil predecir la decisión final del tribunal.

Custodia de menores y visitas. Además de la distribución de los bienes, la otra función principal del divorcio es establecer la custodia de los hijos y el cronograma de visitas. Esto tampoco es predecible. Si bien los tribunales tratan de basar sus decisiones en factores que suponen "el mejor interés" del menor, estas pueden variar según los casos y los tribunales.  Después de todo, a la hora de tomar las decisiones acerca de la custodia, los jueces están naturalmente influenciados por sus propias creencias, opiniones y valores. A eso se agrega que los jueces usualmente escuchan lo peor de la gente durante los procedimientos por la custodia. Así, con su limitada perspectiva sobre las vidas de los padres, un tribunal de familia no siempre toma la "mejor" decisión posible en relación a la custodia. Recuerde, la negociación y los acuerdos son opciones importantes a tener en mente. Todo aquel que deba pasar por un divorcio, especialmente un hijo, saldrá beneficiado si se llega a un acuerdo mutuo por la custodia.

Lo que el divorcio no puede hacer

Garantizar la división precisa y equitativa. Un divorcio no puede asegurar una división matemáticamente exacta de los bienes, ni del tiempo con los hijos. Debido a que no hay dos personas, ni dos matrimonios, ni dos divorcios iguales, el juez que ordena un divorcio debe tomar la mejor decisión con las limitaciones de tiempo y de información disponibles. Puede que no siempre sea la decisión más justa posible y, ciertamente, no tendrá el propósito de favorecerle individualmente en su totalidad. Los tribunales de familia generalmente deben tomar la mejor determinación posible de las peores circunstancias. Por ejemplo, un acuerdo de custodia no será muy satisfactorio para los padres cuando uno de ellos vive en Cheyenne, Wyoming, y el otro en Kalamazoo, Míchigan.

Asegurar las relaciones civiles. Aun cuando un tribunal puede establecer acuerdos sobre la custodia y las visitas, no estará presente cada viernes al momento en que una madre deje a los niños en la casa de su excónyuge. Tampoco estará durante el fin de semana para asegurarse de que el padre no haga comentarios maliciosos sobre la madre frente a los niños. En última instancia, la orden judicial es sólo un papel. La madre y el padre deberán mantener un trato civilizado, de manera que puedan llevarse a cabo tanto la custodia como las visitas. El divorcio no le resta responsabilidad sobre sus hijos, y esto incluye tratar con el otro progenitor. El divorcio tampoco le quita a ninguno el derecho de paternidad (o maternidad) sobre los hijos (a excepción de los casos de abuso).

Mantener su nivel de vida. Debe reconocer que un divorcio no incrementará su salario, ni evitará que su nivel de vida descienda una vez que usted se divorcie. Desafortunadamente, desde un punto de vista económico, es simplemente más barato que dos personas vivan juntas y compartan los gastos, que mantener dos viviendas por separado.  El divorcio cambiará sus estándares de vida y habrá muy poco (si no es que nada) que el tribunal pueda hacer al respecto.

Resolver problemas emocionales. Finalmente, un tribunal no podrá castigar a su excónyuge o darle a usted enteramente la razón sobre todo lo malo que sucedió durante su matrimonio. Asimismo, el juicio de divorcio no mitigará los daños emocionales, ni impedirá que sienta tristeza al pensar en la relación fallida. Ese es trabajo suyo, aunque bien puede buscar ayuda a través de terapeutas y grupos de apoyo.

Ley de familia: Cómo obtener la ayuda de un abogado

Si usted enfrenta una disputa potencial sobre un divorcio, la custodia o el sustento de niños, o por otras razones, un abogado especializado en derecho de familia puede ayudarle con una justa representación de las partes en el proceso. Un abogado especializado en derecho de familia trabajará para obtener el mejor resultado posible. El primer paso es encontrar a un abogado especializado en derecho de familia en su área.

Pasos Siguientes
Contacte un Abogado Calificado
Su Localidad: (e.g., Chicago, IL or 60611)

Formas Para Ayudarse