Are You a Legal Professional?

El Derecho de Visita de los Padres: Preguntas Frecuentes

Los problemas con la custodia de menores nunca son simples, y las visitas suelen ser una prioridad para las personas en proceso de divorcio. Como primer paso, es importante conocer las leyes de su estado sobre la custodia de menores. A continuación encontrará algunas de las preguntas más frecuentes sobre el derecho de visita de los padres después de una separación o divorcio.

El juez mencionó "visita razonable", ¿qué significa eso?

Si el juez que preside su separación o divorcio determinó que usted o su excónyuge tienen derecho a "visita razonable", esto significa que depende de los padres del menor (usted y su excónyuge) llegar a un acuerdo sobre cuál será el cronograma de visitas. Cuando los padres cooperan, se suele preferir esta opción antes que otra forma de determinar los cronogramas de visitas, pues permiten que los padres organicen sus propios horarios.

En la práctica, sin embargo, el padre que tiene los derechos de custodia tendrá más poder e influencia sobre lo que se considera la "visita razonable" en términos de horarios y duración. El padre en custodia no tiene una responsabilidad legal de aceptar ningún cronograma de visitas que se le proponga. Sin embargo, si un padre no está siendo flexible por motivos maliciosos hacia su excónyuge, un juez podrá tener esto en cuenta en caso de que el padre luego haga un reclamo.

Para que un cronograma de visita razonable funcione, los padres deben estar dispuestos a comunicarse de una manera sana y racional. Si sabe o considera que usted y su excónyuge no podrán cooperar para acordar un plan de visita razonable, dígaselo al juez e insista en que se les asigne un cronograma de visitas fijas. Además, si usted y su expareja actualmente tienen un plan de visita razonable que no está funcionando, pueden volver al tribunal y pedir otro arreglo en términos de derechos de visita.

El juez dispuso que tenga un cronograma de "visitas fijas", ¿qué es eso?

En general, un cronograma de visitas fijas es aquel en el que el juez establece los horarios (y a veces los lugares) donde el padre sin custodia realizará las visitas. Por ejemplo, un padre sin custodia podría tener los derechos de visita las noches de los días lunes y miércoles o solo durante los fines de semana festivos. Los jueces tienden a optar por los cronogramas de visitas fijas cuando es evidente que aún hay un conflicto entre los padres o cuando estos no están dispuestos a cooperar. Asimismo, algunos jueces optan por los cronogramas de visitas fijas porque proveen una cierta estabilidad con la que los menores pueden contar en un período de sus vidas que por lo general es triste y confuso.

Mi excónyuge con frecuencia nos agredía físicamente a nuestros hijos y a mí. A pesar de este abuso, aún tiene derechos de visita. ¿Cómo puedo evitar la agresión durante las visitas?

Si su excónyuge tiene antecedentes por agresión, especialmente hacia sus hijos, puede puntualizarlo en la corte cuando el juez esté decidiendo los derechos de visita. En términos generales, si el juez cree que el padre sin custodia probablemente lastimará o agredirá al menor durante el transcurso de las visitas, ordenará que todas ellas sean supervisadas. Esto significa que, a fin de evitar una agresión hacia el menor, será necesaria la presencia de otro adulto (alguien que no sea el padre en custodia) en todo momento que el padre sin custodia pase con el menor. Esta otra persona puede ser alguien que hayan elegido los padres de común acuerdo o, a veces, es una persona designada por el juez para ese fin. Sin embargo, todos los supervisores deben ser aprobados por la corte antes de que lleven a cabo su función.

¿Los abuelos de mis hijos tienen derecho a visitas?

Todos los estados del país tienen alguna ley que permita distintos tipos de visitas de los abuelos. A través de estas leyes, los abuelos (y a veces otras personas, como los padres adoptivos o los padrastros) pueden solicitarle al tribunal que les garantice el derecho de continuar su relación con los menores. Sin embargo, cada ley es diferente en cuanto a lo que un abuelo necesita mostrar para obtener este derecho legal. Además, los tribunales suelen dar gran peso a la decisión de un padre de limitar las visitas del abuelo.

Menos de la mitad de los estados de la unión tienen estatutos restrictivos respecto de las visitas de los abuelos. En estos estados, a veces solo es posible para un abuelo obtener derechos de visita en determinadas circunstancias, como cuando uno de los padres falleció.

El resto de los estados generalmente tienen leyes más permisivas que garantizan los derechos de visita de los abuelos, incluso si sus padres están vivos. Sin embargo, en la mayoría de las situaciones, lo que se tiene en cuenta es el bienestar del menor.

¿Qué sucede si un padre sin custodia no ejerce su tiempo designado de visitas?

Algunos padres en custodia pueden querer modificar una orden de visita si el otro padre no ejerce el tiempo establecido para estar con su hijo. Aunque esto puede ser lo apropiado en determinadas circunstancias, muchos abogados argumentan que no es la mejor forma de proceder. Después de todo, puede que los hijos no comprendan que se reduce el tiempo de visita del otro padre porque este no lo cumple. Con frecuencia, cuando un padre sin custodia no ejerce el tiempo designado de visita, el objetivo es que ese padre vuelva a estar en la vida del menor para garantizar que ambos padres estén tan involucrados como sea posible en las vidas de sus hijos. El menor puede sufrir estrés emocional o un trauma por no sentirse amado y deseado.

Dicho esto, algunos estados han tratado esta preocupación en sus estatutos. En Minnesota, bajo una provisión genérica y recíproca del estatuto sobre el tiempo de visita designado de los padres, el tribunal puede ordenar cualquiera de las siguientes medidas si descubre que una parte no cumplió con una orden o un acuerdo vinculante de tiempo de visita del padre: 1) imponer una sanción civil de $500; 2) requerir una garantía destinada a asegurar el cumplimiento de la orden; 3) cubrir los honorarios de los abogados; 4) requerir a la parte que violó la orden, el acuerdo vinculante o la decisión de quien expidió el tiempo de visita a reembolsar a la otra parte los gastos incurridos como consecuencia de la violación de esa orden, acuerdo o decisión; o 5) cubrir cualquier otra compensación que sirva a los mejores intereses de los menores. California tiene una disposición similar. En Tennessee, un tribunal puede desviarse de los lineamientos estatutarios si el padre sin custodia no ejerce su tiempo establecido de visitas. No todos los estados comparten este concepto y algunas cortes sostienen que un juez no puede coaccionar a un padre a que esté más involucrado en la vida de su hijo amenazándolo con una obligación de sustento de niños.

¿Cómo puedo limitar el tiempo de visitas que los abuelos tienen con mis hijos?

Si intenta limitar los derechos de visita de los abuelos de su hijo, estos pueden terminar citándolo al tribunal para imponer sus derechos. Si tiene un buen motivo para intentar negarle todo tipo de derechos de visita a los abuelos (quizás maltratan a sus hijos o le inculcan que lo odien), puede acudir al tribunal para reforzar sus deseos, siempre y cuando tenga pruebas creíbles.

Sin embargo, probablemente no debería acudir al tribunal para negarles el derecho a visitas a los abuelos simplemente por una cuestión de orgullo suyo o para herirlos. De hacerlo, probablemente solo terminará perdiendo su tiempo y dinero porque los abuelos de seguro recibirán sus derechos de visita.

Cuando vaya al tribunal, es recomendable llevar un cronograma de visitas planificado. Al hacerlo, no solo habrá influido en la determinación de los derechos de visita de los abuelos, sino que estará mejor posicionado ante el tribunal.

En general, los abuelos tienen derecho a visitas algunas tardes al mes (encuentros de un par de horas cada uno). Su duración debe ser suficiente para una comida y una actividad. Si los abuelos no suelen estar cerca de los menores, puede pedirle al tribunal que le permita a usted o a un tercero aprobado que observe y supervise las visitas de los abuelos.

Como se mencionó anteriormente, si decide ir al tribunal para quitarles los derechos de visita a los abuelos, puede ser conveniente en términos de tiempo y dinero contratar a un mediador que los ayude a determinar un cronograma de visitas beneficioso para todos.

Soy un abuelo con derechos de visita para ver a mis nietos, ¿qué puedo hacer si uno de sus padres quiere limitar mis visitas?

En la mayoría de los casos en los que el padre de un menor está intentando limitar o restringir los derechos de visita de los abuelos, lo mejor es acudir a un mediador y discutir el problema. De hecho, en algunos estados, el tribunal ni siquiera escuchará los argumentos de un abuelo antes de que todas las partes se reúnan con un mediador para discutir la situación. Puede encontrar mediadores con experiencia en problemas de visitas si contacta a su colegio de abogados local o estatal.

Desafortunadamente, la mediación no siempre funciona y puede terminar en el tribunal peleando por los derechos de visita. Si esta es su situación, debe estar preparado para argumentar y presentar evidencia que demuestre la relación sólida que tiene con su nieto. El juez puede hacerle preguntas acerca de su historial médico para determinar su salud y también puede preguntarle si ha tenido problemas con la ley.

Recuerde que el juez siempre se enfocará en qué es lo mejor para los intereses del menor. Siempre debe preparar sus argumentos para responder a esta pregunta y demostrar por qué es lo mejor para los intereses del menor continuar la relación que tiene con usted. Si tiene malos hábitos, como fumar, prepárese para jurar que no fumará cerca del menor. Además, si tiene una incapacidad que puede poner en peligro al menor, deberá demostrar que está dispuesto a tener supervisión en sus visitas a fin de mantener a salvo al menor.

Ley de familia: Cómo obtener la ayuda de un abogado

Si usted enfrenta una disputa potencial sobre un divorcio, la custodia o el sustento de niños, o por otras razones, un abogado especializado en derecho de familia puede ayudarle con una justa representación de las partes en el proceso. Un abogado especializado en derecho de familia trabajará para obtener el mejor resultado posible. El primer paso es encontrar a un abogado especializado en derecho de familia en su área.

Pasos Siguientes
Contacte un Abogado Calificado
Su Localidad: (e.g., Chicago, IL or 60611)

Formas Para Ayudarse