Are You a Legal Professional?

Homicidio Involuntario: Sanciones y Penas

Causar la muerte de otra persona a través de una conducta imprudente o en la comisión de otro delito, pero sin intención de matar, conlleva una pena más leve que la mayoría de las demás formas de homicidio. Sin embargo, las pautas para fijar la sentencia por homicidio involuntario difieren entre los distintos sistemas judiciales estatales. El homicidio involuntario, tanto a nivel federal como estatal, se considera un delito grave y, por lo general, conlleva una pena de cárcel o prisión de por lo menos 12 meses, además de multas y libertad condicional.

La pena mínima por homicidio involuntario conforme a las pautas federales para fijar sentencias es una pena de prisión de 10 a 16 meses, que se agrava si se cometió a través de un acto de conducta imprudente. La pena mínima por homicidio involuntario cometido con un automóvil es todavía más alta, aunque los jueces tienen cierto margen de criterio.

Si bien los estados suelen seguir el ejemplo de los tribunales federales en la elaboración de sus propias pautas para fijar sentencias, los estados difieren ampliamente en este tema. Los estados generalmente estipulan un rango de penas posibles y permiten a los jueces el criterio para determinar qué condena imponer. Al tomar su decisión, los jueces tienen en cuenta factores agravantes y atenuantes para decidir cuán duro será su dictamen. Los factores agravantes son los que aumentan la gravedad del delito e incluyen cosas como el historial de conductas imprudentes del acusado. Los factores atenuantes tienden a disminuir la pena y, por lo general, implican factores tales como la aceptación por parte del acusado de la responsabilidad por el delito y la falta de antecedentes penales.

Dos ejemplos ilustran la diferencia en las penas entre diferentes jurisdicciones. El exoficial de policía Johannes Mehserle, quien fue declarado culpable de homicidio involuntario después de empuñar por accidente su arma de fuego en lugar de su pistola paralizante y disparar fatalmente a un hombre desarmado, recibió una pena de prisión de dos años en California en 2010. Las pautas estatales para fijar sentencias dictan una pena de dos a cuatro años. Tommy Morgan, un miembro de la nación de Navajo que reside en Nuevo México, fue condenado a una pena de prisión de 12 meses y tres años de libertad condicional por un tribunal federal después de ser declarado culpable en 2011 de matar a un hombre mientras conducía un automóvil bajo la influencia del alcohol.

Pasos Siguientes
Contacte un Abogado Calificado
Su Localidad: (e.g., Chicago, IL or 60611)

Formas Para Ayudarse