Are You a Legal Professional?

¿Qué Puede Deducir el Arrendatario del Depósito en Seguridad?

En la mayoría de los estados y las jurisdicciones, las leyes sobre depósitos en seguridad permiten que el arrendador deduzca dinero del depósito de seguridad en concepto de daños o suciedad excesiva, pero no por el desgaste y el deterioro habituales.

El depósito en seguridad (o garantía) a veces se denomina "depósito por daños" y, en general, consiste en una suma de dinero que el arrendador puede conservar para el caso de que la propiedad arrendada necesite limpieza o reparaciones, a fin de devolver el inmueble a las condiciones en las que se encontraba cuando se mudó el arrendatario. Los depósitos en garantía son en pos del interés y la protección del arrendador en el supuesto de que alguna parte del inmueble esté realmente sucia o rota al finalizar el arrendamiento. Los arrendadores no pueden realizar deducciones de un depósito en seguridad por los elementos afectados únicamente por el desgaste y el deterioro habituales.

¿Qué se puede deducir del depósito en seguridad y qué no?

Para aclarar este punto, los siguientes son algunos ejemplos de elementos que los arrendadores pueden deducir de un depósito en garantía en caso de que los daños superen el desgaste normal:

  • excesiva cantidad de orificios en las paredes de cuadros colgados;
  • azulejos o accesorios rotos en los baños;
  • baños inhabilitados por uso indebido;
  • paredes rotas;
  • tener que quitar pintura colocada por el arrendatario;
  • rasgaduras, orificios o marcas de quemaduras en alfombras o cortinas;
  • manchas en la alfombra provocadas por animales domésticos o peceras con pérdidas;
  • roturas en ventanas y mosquiteros;
  • puertas y cerrojos rotos;
  • electrodomésticos rotos por negligencia;
  • excesiva suciedad en el horno y las hornallas;
  • desagües obstruidos por uso indebido o negligencia;
  • persianas de las ventanas rotas o faltantes;
  • exterminio de pulgas y pestes;
  • excesivos hongos y moho en el baño;
  • bañera, ducha, lavabo, espejos o inodoro excesivamente sucios.

La siguiente es una lista de elementos que suelen considerarse parte del desgaste y deterioro normal y que, de acuerdo con las leyes sobre depósitos en garantía, no pueden deducirse de un depósito en garantía:

  • pintura o empapelado descolorido por la luz del sol;
  • plomería rota por el uso normal;
  • persianas y cortinas sucias;
  • alfombra desgastada por el uso normal;
  • marcas de muebles en la alfombra;
  • puertas retorcidas por la antigüedad, la temperatura o la humedad;
  • ventanas retorcidas por el flujo del vidrio;
  • abolladuras en las paredes por los picaportes;
  • electrodomésticos rotos, siempre que no sea por uso indebido;
  • polvo;
  • cortinas descoloridas;
  • bombillas rotas;
  • reemplazo de baterías para detectores de humo;
  • orificios para cuadros en las paredes, siempre que no sean demasiados.

¿Qué sucede si no se devuelve todo mi depósito en garantía?

Se ha mudado de su antiguo apartamento o casa de arrendamiento y se está instalando en su nuevo hogar cuando parte de su antiguo depósito en seguridad aparece deducido sin ninguna explicación. ¿Qué debe hacer?

En muchas jurisdicciones, si un arrendador no devuelve la totalidad de su depósito en garantía o devuelve una parte sin explicar por escrito lo deducido, usted podría iniciar una demanda. En California, por ejemplo, el arrendador debe proporcionar recibos por todas las reparaciones o los servicios de limpieza que superen los $126. Esta acción, permitida por las leyes sobre depósitos en seguridad, suele recibir el nombre de "demanda por retención ilícita del depósito en garantía". Si decide iniciar una acción legal, puede que recupere la totalidad o una parte de su depósito en garantía.

¿Qué puedo hacer para asegurarme de recuperar todo mi depósito en seguridad?

Existe una tendencia reciente en las leyes en materia de arrendamiento y depósitos en garantía que permite al arrendatario solicitar que el arrendador realice una inspección antes de mudarse a fin de maximizar la devolución del depósito en garantía. Un arrendatario que está pensando en mudarse puede solicitar que el arrendador o uno de sus agentes recorran la unidad arrendada y confeccionen una lista de elementos que se deducirían del depósito en garantía en caso de que el arrendatario se mudara en ese preciso instante.

Al contar con dicha lista, el arrendatario puede realizar las reparaciones necesarias él mismo y, así, evitar que el arrendador contrate a un profesional y deduzca el costo del depósito en garantía.

Por ejemplo: El arrendatario Bill se mudará de su apartamento en tres semanas, pero le preocupa que el arrendador Larry no le devuelva la totalidad de su depósito en garantía. Bill solicita que Larry recorra el apartamento con él para detectar todo lo que se deduciría del depósito en garantía. Larry observa que dos de las puertas del interior del apartamento están fuera de sus bisagras y que hay una mancha en la alfombra de la sala de estar, probablemente causada por el perro de Bill. Bill, que es bastante habilidoso, repara ambas puertas y limpia la alfombra con vapor antes de mudarse. De este modo, evita estas dos deducciones de su depósito en garantía.

Pasos Siguientes
Contacte un Abogado Calificado
Su Localidad: (e.g., Chicago, IL or 60611)

Formas Para Ayudarse